l crowdfunding (‘micromecenazgo’ o ‘financiación colectiva’) es un fenómeno de economía colaborativa con un crecimiento exponencial en todo el mundo en los últimos años. Solo en España, según un estudio de Two Much, un 25% de las personas que lo conocen ya tienen la experiencia de haber contribuido a algún proyecto de este tipo: casi dos millones de personas.

Por otro lado, la implantación de las energías renovables se vuelve cada vez más necesaria, en un contexto global amenazado por factores como la contaminación y el cambio climático.

Sin embargo, la instalación de sistemas de energía renovable a pequeña escala, por ejemplo, para uso en el hogar, suele presentar el problema de que precisa un elevado coste inicial, del que muchas personas no pueden hacerse cargo. La solución a esto podría pasar por la economía colaborativa, más concretamente, por las financiaciones colectivas.

El caso de Abundancia

El año pasado, Abundance, una compañía del Reino Unido especializada en inversiones peer-to-peer que generan beneficios sociales y ambientales, consiguió alrededor de 2 millones de euros de un total de 874 inversores para comprar e instalar más de 400 paneles solares en viviendas sociales de Berwickshire, Escocia.

Los inquilinos de estas viviendas utilizan la energía generada por los paneles, así que ahorran en sus facturas de la luz.

Además, el excedente de energía se vende a la red eléctrica general a un precio fijo por kilovatio hora (kWh), bajo régimen de primas de funcionamiento del Gobierno del Reino Unido.

Estos ingresos cubren los gastos de funcionamiento del proyecto y se utilizan para pagar a los inversores su capital inicial, más un ingreso regular, informa la plataforma Cordis.

El ingreso de los inversores, sin embargo, no se basa en la cantidad de electricidad generada, sino que es una obligación que proporciona una tasa fija de retorno del 7,5% de la inversión inicial durante la vida útil de 20 años del proyecto.

Lumo y los paneles solares

La Unión Europea también está impulsando el vínculo entre crowdfunding y renovables con el proyecto CrowdFundRES, que busca acelerar y financiar el crecimiento de las energías renovables en Europa a través de los micromecenazgos.

Entre los participantes en este proyecto, se encuentra una plataforma francesa de crowdfunding, Lumo, que permite a los ciudadanos invertir directamente en proyectos de energía renovable. Ahora mismo, en su página de proyectos en marcha, recauda fondos para parques solares, eólicos, molinos, etc.

Pero uno de los proyectos estrella de esta plataforma ha sido para una fábrica en Iteuil, Francia. La página web recaudó en este caso 150.000 euros de cerca de 200 inversores, con los que se cubrió el 8% del coste de la instalación de 13.000 m² de paneles fotovoltaicos. El costo restante del proyecto fue cubierto por un préstamo bancario.

El sitio está ahora mismo casi terminado y muy pronto se producirá la conexión a la red, informa Lumo en su página. Una vez en funcionamiento, se espera que esta instalación de 1,9 millones de euros genere 1,3 gigavatios hora de electricidad al año; el consumo medio de 481 hogares franceses.

Los ingresos generados por la venta de esta electricidad a la red general cubrirán el préstamo bancario, y devolverán la inversión realizada a través de Lumo. Además, se espera que los inversores obtengan un interés bruto del 3,19% por año durante la vida útil del proyecto (nueve años).

Por último, hay que destacar que los proveedores seleccionados para trabajar en este proyecto fueron todos ellos empresas locales situadas dentro de un radio de 200 kilómetros.

España, Enertika y Ecrwod!

Implicados en el proyecto CrowdFunrRES de la UE hay empresas o plataformas holandesas, belgas, francesas, etc. Pero ninguna española. Sin embargo, en nuestro país la compañía de ingeniería Enertika sí que ha puesto en marcha un proyecto crowd de energía renovable.

Lo ha hecho para instalar suministros de energía renovable en antenas de telefonía móvil situadas en zonas rurales. Normalmente, estas antenas se alimentan con generadores diésel que son contaminantes.

Enertika ha instalado una combinación de paneles solares, baterías y nuevos generadores diesel en nueve estaciones de telefonía móvil de este tipo. Gracias a estas mejoras, las antenas sólo funcionan en parte, en lugar de de forma continua, con diésel. Con ello se espera que sus emisiones de CO2 se reduzcan en un 67% al año.

Las mejoras fueron financiadas gracias a inversiones realizadas a través de la plataforma de crowdlending (crowdfunding para préstamos) Ecrowd ! En total, se recaudaron 140.000 euros de 127 inversores.

Ecrowd! es una plataforma online española para la financiación colectiva de inversiones rentables y con impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. En los dos años que lleva en marcha, esta  plataforma ha recaudado más de 1 millón de euros para 19 proyectos sostenibles. Ecrwod! tiene como objetivo contribuir a la economía real y a un mundo más sostenible al mismo tiempo.

Dejar respuesta