Aunque parece que las cosas están un poco más calmadas, durante los primeros meses del año hemos visto cómo el precio de la luz ha alcanzado récords históricos. Este precio es el que pagamos a las compañías eléctricas por la electricidad, y varía porque la luz se vende al mejor postor. Una serie de factores negativos como la escasez de lluvia y viento, que reduce la producción de energía eólica e hidráulica, o el cierre temporal de centrales nucleares en Francia, que ha hecho que nos compren electricidad a nosotros, ha subido los precios.

Este precio variable de la luz sólo representa el 37% de la factura (el resto son impuestos y subvenciones a otros sectores), pero aún así ha conseguido que la factura mensual suba de forma notable.

España es un país de contrastes, y en la mayoría de las regiones hace frío en invierno y calor en verano, lo que obliga a gastar en electricidad todo el año, ya sea la estufa o la calefacción en invierno, y el aire acondicionado y los ventiladores en verano.

¿Cómo podemos ahorrar en la factura de la luz? Hay consumos que son casi imposibles de reducir, como el frigorífico o el uso de la tele o el ordenador. Pero si podemos actuar reduciendo el consumo del standby o de la iluminación de la casa, y limitando los electrodomésticos que consumen mucho.

Cómo medir el consumo eléctrico

Para ahorrar dinero en la factura de la luz y descubrir los electrodomésticos que más consumen, lo primero que tenemos que saber es cómo se mide el consumo eléctrico. Aquí influyen dos factores. La potencia eléctrica que necesita el aparato, y el tiempo que se usa. Por ejemplo, el microondas requiere una elevada potencia eléctrica pero sólo se usa unos minutos, así que su gasto es moderado. La nevera requiere menos potencia que el microondas pero está encendida las 24 horas del día, así que su gasto es mayor.

Por esa razón el consumo eléctrico se mide en función de la potencia que requiere el electrodoméstico, medida en vatios (W), Kilovatios (KW) o Megavatios (MW) y el tiempo que se usa, medido en horas. Esto nos da la unidad de energía eléctrica, el Kilovatio – hora (KWh), que es la energía necesaria para suministrar una potencia de 1 Kilovatio durante una hora. Un Kilovatio son 1000 vatios y un Megavatio, 1.000.000 de vatios.

Por tanto, si tenemos un horno con una potencia de consumo de 1000 vatios y lo usamos una hora, habrá consumido 1 KWh.

¿Cuánto consume un electrodoméstico?

Con esta información, ya podemos calcular lo que consume un electrodoméstico en concreto. Simplemente debemos buscar el manual o una etiqueta en el producto, en donde indica la potencia que requiere para funcionar.

Aquí podemos ver como este viejo televisor requiere 48W, es decir, en una hora consumirá 0,048 KWh.

Qué dispositivos de mi hogar consumen más electricidad y cómo evitarlo

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los electrodomésticos funciona a diferente potencia. Por ejemplo una batidora puede funcionar a velocidad baja, alta y turbo. Normalmente la etiqueta refleja la potencia máxima, si se usa la opción más baja, consumirá menos.

Muchos electrodomésticos de uso diario ya incluyen la pegatina de eficiencia energética que exige la Unión Europea. Este tipo de tarjetas indican el consumo durante un año del aparato, medido en KWh al año:

Qué dispositivos de mi hogar consumen más electricidad y cómo evitarlo

Si queremos calcular lo que consume en un mes, divididos por 12. Una vez que conocemos el consumo de un electrodoméstico, podemos calcular aproximadamente lo que nos cuesta.

Tomemos, por ejemplo, el monitor LG22M47VQ-P, que según su ficha tiene un consumo de 20W. En una hora consumirá 0.020 KWh. Supongamos que lo usamos durante seis horas al día. En un día consumirá 0.020 x 6 = 0.120 KWh. En un mes de 30 días, 0.120 x 30 = 3,6 KWh.

Si quieres medir el consumo exacto puedes utilizar un Contador instantáneo de electricidad. Es un medidor que se conecta a un enchufe y mide la electricidad consumida por cualquier cosa que conectes a ese enchufe.

Si pagamos 0,117€ por cada KWh (precio medio actual), usar el monitor durante un mes, que recordemos consumía 3,6 KWh, representa un gasto de 3.6 x 0,117€ = 0,42€ al mes. Parece una cantidad pequeña, pero es un dispositivo que consume poco, y el consumo es sólo una mínima parte de lo que pagamos en la factura de la luz. Como se puede ver en esta factura, sólo 33,96€ de los 86,74€ que se pagan al mes corresponden al consumo, apenas el 39%. El resto son impuestos, alquiler del equipo y la potencia facturada:

Qué dispositivos de mi hogar consumen más electricidad y cómo evitarlo

Hay varios factores que influyen en el precio de la luz. Uno de los más importantes es la potencia contratada o facturada, que tal como podemos ver en la imagen anterior, suma casi el 50% de la factura. La potencia contratada es lo podemos consumir al mismo tiempo. Por ejemplo, si la potencia contratada es de 3,45 KW, no podemos usar electrodomésticos al mismo tiempo que superen esa potencia, porque saltarán los plomos. Como más potencia contratada tengamos más pagamos incluso aunque no usemos electricidad. A cambio, podemos usar más electrodomésticos al mismo tiempo.

En tu factura puedes ver la potencia contratada. Calcula el consumo de todos tus electrodomésticos y bombillas que usas al mismo tiempo, y si ves que es mucho más bajo que la potencia contratada, seguramente te conviene bajarla. Existen tramos de potencia que puedes subir o bajar. Como más baja sea menos pagarás, pero alguna vez te saltarán los plomos si pones en marcha varios electrodomésticos potentes a la vez, como el horno, el microondas y la lavadora. Ten en cuenta que tanto bajar como subir la potencia contratada cuesta dinero, y sólo la puedes cambiar una vez al año.

El precio del KWh depende del tipo de tarifa que tengas, y el tipo de contador. Los nuevos contadores digitales permiten saber a qué horas consumes, así que aplican un precio del KWh variable a lo largo del día: más caro en las horas de la comida y la cena, y más barato de madrugada. Mucha gente aún tiene contador analógico, que mide el consumo pero no la hora, así que aquí se aplica un precio medio al KWh, que es el mismo durante todo el día. En esta web puedes ver el precio variable del KWh, en tiempo real, útil si tienes un contador digital. El tipo de contador es responsabilidad de la compañía eléctrica y no lo puede exigir.

Estos son los electrodomésticos que más consumen

Hemos visto cómo calcular el consumo de un electrodoméstico concreto, pero también es interesante descubrir cuáles son los electrodomésticos que más consumen. Así sabremos cuáles conviene limitar durante el uso diario, o cual va a pesar más en la factura de la luz.

Qué dispositivos de mi hogar consumen más electricidad y cómo evitarlo

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha publicado el informe del consumo energético en España en 2016, y en él podemos ver los electrodomésticos que más consumen en cada hogar. Es la media de todos los existentes en una casa, teniendo en cuenta que de media también hay más de un televisor u ordenador. Nos sirve para saber cuáles tiene más peso en la factura de la luz:

Qué dispositivos de mi hogar consumen más electricidad y cómo evitarlo

Vemos como los frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas suman casi el 60% del gasto de los electrodomésticos. Por tanto resulta sensato comprar un modelo de bajo consumo, cuando tengamos que reponerlo, para reducir la factura de la luz.

Consejos para reducir el consumo de los electrodomésticos

Ahorrar en la factura de la luz no depende sólo de limitar los electrodomésticos que más consumen. Hay también otras formas de reducir el gasto.

Reduce la potencia contratada

Hemos visto cómo la potencia contratada marca buena parte del precio de la factura mensual de la luz. Calcula el consumo total de los electrodomésticos que usas al mismo tiempo, y si es mucho menor que la potencia contratada, bájala, llamando a la compañía eléctrica. Cada KW extra de potencia contratada puede suponer más de 4€ en la factura del mes.

Reduce el standby

En la tabla anterior se puede ver como el standby (lo que consumen los electrodomésticos mientras están enchufados, aunque no los uses) supone cerca del 8% del gasto. Para eliminar el standby hay que desenchufar los electromésticos, una operación que puede ser difícil porque a veces los enchufes están en lugares casi inaccesibles, como detrás de una librería, o en un hueco. Es mucho más práctico conectar los electrodomésticos a una regleta o ladrón que disponga de un interruptor. Así podrás desconectar todos al mismo tiempo:

Qué dispositivos de mi hogar consumen más electricidad y cómo evitarlo

También hay enchufes inteligentes que se apagan con un mando a distancia. Así no tienes que agacharte o meterte detrás de los armarios a desconectarlos:

Qué dispositivos de mi hogar consumen más electricidad y cómo evitarlo

Consume en las horas más baratas

Si tienes un contador digital que tarifa según la hora, mira los precios variables del KWh, en tiempo real, y utiliza los electrodomésticos que más consumen (la lavadora, el lavavajillas) en las horas más baratas. Pero no te obsesiones con el tema, porque un uso puntual apenas se nota en la factura. Por ejemplo, poner una lavadora de bajo consumo en horario nocturno sólo supone un ahorro de tres céntimos de euro.

Modo Ahorro o bajo consumo

Muchos electrodomésticos y dispositivos electrónicos, incluyendo el ordenador, la lavadora o el móvil, disponen de modos de ahorro o bajo consumo, que suelen ser suficientes la mayoría del tiempo. Úsalos siempre que puedas.

Tarifa nocturna

Si pasas poco tiempo en casa durante el día o puedes permitirte el lujo de poner la lavadora o el lavavajillas durante la noche, plantéate contratar la Tarifa Nocturna, que es más barata.

Gas, mejor que electricidad

Algunos electrodomésticos del hogar, como la cocina, pueden funcionar con gas o con electricidad. Si puedes elegir el gas es energéticamente más eficiente: cuesta menos obtener la misma energía.

Busca la eficiencia energética AAA o A+

La mayoría de los electrodomésticos ya se venden con pegatinas de eficiencia energética. Opta siempre por aquellos que son AAA o A+. Mantienen una mayor eficiencia con menor consumo.

Dejar respuesta