El gadget de 35 euros que sirve para ahorrar en la factura de la luz

La domótica empieza a estar accesible para todos los usuarios

0
9

Cuando escuchamos la palabra domótica es fácil imaginar un hogar en el que, con un par de palmadas, se levantan las persianas y la cafetera se enciende sola, pero esta estampa futurista de la tecnología aplicada al hogar se queda en la anécdota. La realidad de la domótica es mucho más tangible y cercana al bolsillo de todos, y de hecho, un simple adaptador de 35 euros, que es una de las estrellas en ventas en Amazon, nos abre la puerta a un ahorro en nuestra factura energética a fin de mes.

El principio es bien sencillo: demos un paseo por la casa analizando todos los enchufes que se encuentran permanentemente conectados y alimentando dispositivos las 24 horas del día. Un rápido repaso nos muestra que la práctica totalidad de los equipos electrónicos están en el conocido modo stand-by, una posición mediante la cual se encuentran en escucha activa en los equipos gobernados por mando a distancia o listos para ser utilizados en el resto. Comparemos esta situación con otra que puede ser bien habitual: la del propietario de la casa que se pasa el día fuera y llega por la noche para cenar.

Todos estos equipos han estado encendidos consumiendo una energía que no tiene una utilidad real. Podremos pensar que son gastos marginales, pero sumando todos ellos las cifras comienzan a ser ya llamativas. El organismo británico que vela por un consumo eficiente de la energía, Energy Saving Trust, estima que el gasto anual de los equipos en stand-by en un hogar supera los 90 euros.

Este gasto es más relevante en dispositivos con un alto consumo energético, como es el caso de las calderas y más especialmente si estas son eléctricas. ¿Por qué mantener el agua caliente las veinticuatro horas del día cuando nos duchamos únicamente por la mañana o al anochecer? El fabricante español de productos para la domótica Wattio participó en un estudio en el que la simple monitorización del consumo de electricidad provocó una reducción del 5,87% en la factura eléctrica, y todo gracias a los hábitos.

¿Por qué mantener el agua caliente las veinticuatro horas del día cuando nos duchamos únicamente por la mañana o al anochecer?

Pero ¿cómo lograr una automatización en los hábitos para lograr pagar menos a fin de mes? Es aquí donde entran en juego los enchufes programables, un producto muy popular en tiendas como Amazon y con el cual el usuario, a través de una aplicación móvil, puede programar los escenarios de encendido y apagado del dispositivo. Con un coste que ronda los 40 euros, cada usuario puede instalar el enchufe conectado en aquellos dispositivos con un elevado nivel de consumo (como puede ser el calentador), o bien en regletas en las que se conectan varios equipos, como el televisor o el equipo de música.

Los amantes de los datos encontrarán en este tipo de dispositivos todo un filón, puesto que registran el consumo eléctrico real que efectúa el dispositivo conectado y de esta manera se tiene una magnitud del ahorro que provocaría un cambio en los hábitos.

Dejar respuesta