SupaBRCK: una pequeña caja 3G para resolver los problemas de Internet de África

0
16

No es el primer intento de la startup BRCK por facilitar la conexión a Internet en zonas donde brilla por su ausencia, pero con la nueva generación de su tecnología han simplificado las cosas. Se trata, a grandes rasgos, de un router 3G portátil que se nutre de la energía solar para dar conexión WiFi a un máximo de 100 dispositivos de forma simultánea. Y que, por otro lado, cuenta también con un disco duro de 5 TB. Pero no es lo único, porque este punto de acceso, además, es resistente al agua.

La startup con sede en Kenya ha tenido en cuenta múltiples factores para el diseño de su SupaBRCK, que como comentábamos anteriormente es un punto de acceso WiFi que conecta a Internet a través de redes de telefonía móvil 3G.

Entre ellos la resistencia, motivo por el cual cuenta con un diseño de cuerpo sellado que lo hace resistente al agua. Pero también la autonomía, y es por ello que su alimentación está basada en células fotoeléctricas, de tal manera que no requiere de conexión eléctrica sino que se alimenta por la energía solar.

Un pequeño punto de acceso WiFi (3G) alimentado por energía solar

La compañía quiere hacer frente a los problemas de acceso a Internet en África, lo que justifica el especial diseño de este equipo. En la primera versión que diseñaron, el punto de acceso contaba con un puerto USB de carga y conexión WiFi para 20 dispositivos como máximo, pero este SupaBRCK esconde en su interior un procesador de doble núcleo, así como un disco duro de 5 TB de capacidad, y una conexión WiFi para hasta 100 dispositivos conectados de forma simultánea. A otro nivel de prestaciones, explican que puede ofrecer vídeo en streaming para 50 dispositivos conectados al mismo tiempo.

El equipo comenzará a venderse a 700 dólares la unidad desde este mismo verano, y desde la startup han comentado que son conscientes de que compañías como Facebook, Google y otros gigantes de Internet también están inviertiendo –y desarrollando productos- enfocados a garantizar la conexión a Internet en África, así como en cualquier punto del mundo –con elevada población- que aún no ha sido atendido. No obstante, uno de los datos clave en este avance está en la simplidad de la tecnología y lo ‘accesible’ que resulta el equipamiento.

Dejar respuesta